Nuevo tratamiento para cáncer bucal relacionado con el VPH

Los investigadores de Mayo Clinic descubrieron que un tratamiento nuevo y más corto para los pacientes con cáncer orofaríngeo relacionado con el virus del papiloma humano (VPH) lleva a un excelente control de la enfermedad y a menos efectos secundarios que el tratamiento estándar.

Comparado con los tratamientos actuales, el nuevo tratamiento emplea una cirugía de invasión mínima y la mitad de la dosis estándar de radioterapia. El nuevo tratamiento también dura dos semanas, en lugar de las seis semanas tradicionales. 

Los resultados de un estudio sobre el nuevo tratamiento se presentaron el martes, 20 de octubre, en la reunión anual de la Sociedad Americana de Radiación Oncológica.

«El cáncer de garganta producido por el VPH es uno de los tipos de cáncer que más aumenta en Estados Unidos», comenta el Dr. Daniel J. Ma, oncólogo radioterapeuta en Mayo Clinic y autor del estudio. 

El Dr. Ma dice que si bien el tratamiento estándar para este tipo de cáncer lleva a tasas más altas de curación, también puede derivar en muchas toxicidades a corto y largo plazo, tales como boca seca, problemas para tragar, rigidez del cuello y problemas con la mandíbula. 

«Muchos de estos efectos secundarios se vinculan directamente con la cantidad de radiación utilizada en la administración del tratamiento», explica el Dr. Ma.

El Dr. Ma y sus colegas crearon un ensayo clínico inicial para buscar un nuevo tratamiento que emplee cirugía de invasión mínima y la mitad de la dosis estándar de radiación. El ensayo clínico demostró que en los pacientes bien seleccionados para este nuevo tratamiento, el control de la enfermedad es excelente y la toxicidad es mucho menor.

«Nuestros resultados plantean que en ciertos pacientes con cáncer orofaríngeo relacionado con el VPH, un tratamiento más corto que el estándar aporta resultados similares», afirma el Dr. Ma. Con base en estos resultados de fase 3, Mayo Clinic adoptó el tratamiento más corto como el cuidado estándar para ciertos pacientes bien seleccionados. 

El Dr. Ma y sus colegas están ahora creando ensayos clínicos futuros para probar si es posible combinar dosis menores de radiación con otras estrategias terapéuticas, como la terapia con rayo de protones, a fin de reducir aún más la toxicidad en los pacientes.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *